mayo 06, 2009

Lo que el Viento se Llevo (1939)


Lo que el viento se llevó (en inglés Gone with the Wind) es una de las películas más famosas de la historia del cine. Basada en la novela del mismo título de Margaret Mitchell (ganadora de un Premio Pulitzer), su rodaje, que duró 140 días, supuso cambios importantes en la técnica cinematográfica. En el momento de su estreno fue la película más cara y larga que se había rodado.

Argumento

Mediados del siglo XIX. Scarlett O’Hara (Vivien Leigh), una bella joven caprichosa y pasional, vive en una de las grandes mansiones del sur de los Estados Unidos rodeada de esclavos negros y todo tipo de lujos. Lo único que no puede conseguir es a Ashley Wilkes (Leslie Howard), el hombre del que está enamorada y que, a su vez, está comprometido en matrimonio con su prima, Melanie Hamilton (Olivia de Havilland), una dulce y cariñosa mujer incapaz de odiar.

La Guerra de Secesión está a punto de estallar y los jóvenes sureños muestran su entusiasmo por entrar en combate. No así Rhett Butler (Clark Gable), un hombre atractivo que no tiene más interés que su propio beneficio. Butler se enamora de Scarlett durante una fiesta en los «Doce Robles», la finca de Ashley, y no cesará en su empeño de lograr su amor durante toda la película, a pesar de que Scarlett seguirá obsesionada con Ashley a pesar del paso de los años y de varios matrimonios por interés.

El espectador asiste a la evolución vital de la protagonista, desde su adolescencia hasta su madurez, y a su lucha constante por sobrevivir y conseguir todo lo que se propone. Un personaje lleno de fuerza, ambición, autoestima e incapacidad de sentir miedo que cautiva e imprime ánimos en todo aquel que se acerca a ella.

Personajes


Scarlett O'Hara: es una bella joven acomodada y caprichosa del sur. Sabe muy bien que es la más admirada del condado y sabe manejar a los hombres a su antojo. Está enamorada de Ashley Wilkes y hará todo lo que esté en su mano para conseguir el amor de él. El mundo alegre y despreocupado de fiestas, bailes y banquetes en el que vive desaparecerá sin remedio al entrar la Guerra de Secesión y Scarlett deberá sobrevivir y sacar adelante su familia y la plantación.


Rhett Butler: hombre mujeriego, resuelto e inteligente es el único que ve los problemas reales que desencadenaría una guerra civil en el país. Su reputación no es precisamente muy buena entre sus compatriotas. Está enamorado de Scarlett y piensa que ambos son muy parecidos, unas personas que solo piensan en sí mismas. Tratará de quitar a Ashley de la cabeza de Scarlett demostrándole en muchas ocasiones el aprecio que siente por ella.


Ashley Wilkes: es un hombre sencillo, afable y de buen carácter que siente cierta atracción por Scarlett, esa jovencita encantadora que todos admiran y cortejan. Sabe que la mejor opción es casarse con su prima Melanie Hamilton aunque esta no tenga el encanto ni el carácter jovial de Scarlett, pero es una buena mujer que le adora y eso es suficiente.


Melanie Hamilton: es la prometida de Ashley y más tarde su esposa. Es lo más parecido que tiene Scarlett a una amiga aunque Melanie no sepa que ella no la soporta por estar casada con el hombre que ama. Melanie ve siempre el lado bueno de las personas y piensa que Scarlett no es tan frívola ni indeseable como mucho piensan.

Gerald O'Hara: padre de Scarlett, de origen irlandés, será el que inculque en su hija el amor la tierra, por su plantación «Tara». Está casado con Ellen O'Hara, una mujer proveniente de una acomodada familia estadounidense. Aparte de Scarlett tiene dos hijas más: Suellen y Carreen O'Hara.

El origen de la película

En mayo de 1936, la colaboradora de David O. Selznick, Katharine Brown, le envió a su jefe las pruebas de imprenta y una sinopsis de la novela de Margaret Mitchell, con la recomendación entusiasta de que comprase los derechos de adaptación al cine.

En un principio se interesaron varios jefes pero debido a las altas exigencias económicas de los agentes dijeron que no todos los candidatos, incluida la poderosa MGM. Selznick también se resistió en un principio y solo cuando el presidente del consejo de administración de Selznick International, Jock Hay Whitney, le envió un telegrama diciéndole que, cualquiera que fuese la decisión de Hollywood, él estaba dispuesto a comprar los derechos para la compañía, se ablandó. Así un mes después de la publicación del libro, en junio de 1936, Selznick compró los derechos por $50.000 (Cincuenta mil dólares americanos), un récord para la época y que representaría uno de los rubros menos costosos de la película.

teliad - el mercado para los enlaces de texto

El guión

El guión —obra de Sidney Howard, merecedor de un Oscar— se basa en la novela escrita por Margaret Mitchell. La película se ambienta en el sur de los Estados Unidos, en Atlanta, donde aún perduraba la esclavitud y los grandes terratenientes.


Cuenta la historia de una orgullosa y rica jovencita llamada Scarlett O'Hara (Vivien Leigh) que en los tiempos de la guerra de secesión estadounidense, lucha por salir adelante en una nación en guerra. Suspira por el amor de Ashley Wilkes (Leslie Howard), hasta el punto de que sobrepone este interés a cualquier otra cosa. Su vecino Ashley —un noble sureño— acaba casándose con Melania Hamilton (Olivia de Havilland), una mujer buena y adorable, frustrando así las aspiraciones de Escarlata. Al tiempo, un apuesto pero no tan noble negociante llamado Rhett Butler (Clark Gable) se enamora de Scarlett.

Directores

Lo que el viento se llevó (Gone with the wind) llegó a rodarse con cinco directores distintos: Reeves Eason, Sam Wood, William Cameron Menzies, George Cukor y Victor Fleming. Y esto sin contar la escenas rodadas con directores de segunda unidad, que fueron unas cuantas debido a los avatares del rodaje. Se cuenta que el director que debía haberla realizado es George Cukor, quien apoyó la elección de Vivien Leigh, pero Clark Gable exigió su sustitución, según rumores porque Cukor (reconocido homosexual) conocía detalles del pasado de Gable y éste se sentía incómodo a su lado. Cuando Vivien recogió su Oscar por esta película, cuentan que fue vista llorando en un cuarto de baño porque lamentaba que George Cukor no pudiese compartir con ella ese momento.

Era una historia magna y el rodaje fue hecho a igual escala. La cinta tiene una duración de cuatro horas (239 minutos). [cita requerida]

De los tres directores, sólo Victor Fleming aparece en los títulos de crédito.

Presupuesto


La película contó con un increíble presupuesto que alcanzó 4,25 millones de dólares. Se convirtió en la película más larga y más cara hasta ese momento. Ajustando la inflación a la recaudación, Lo que el viento se llevó es la película más taquillera de toda la historia por encima de películas como Titanic de James Cameron. Y es que Selznick estaba convencido de que esta película sería un clásico.

ver LO QUE EL VIENTO SE LLEVO, escena Final

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada